35 años – La noche más cruel y más larga

El 24 de marzo se cumplen 35 años del golpe y dictadura de estado mas sanguinaria y cruel de la historia argentina.

30.000 desaparecidos, 6000 muertos, miles de torturados y masacrados,  donde las Fuerzas Armadas contaron con el poderío y la impunidad del estado absoluto, donde el principio de derecho humano fué absolutamente negado, el terror de estado impuesto, infinitamente multiplicado en cada acción, secuestrando, torturando y asesinando, son apenas unos datos de tal magnitud genocida, aprobada y avalada por  EEUU, el FMI, y sus socios europeos principalmente Francia e Inglaterra, que son imposibles de olvidar.

“La doctrina que la dictadura aplicó en la guerra sucia nació en las selvas de Indochina y las calles escarpadas de Argel. Fue concebida por el ejército francés para sus guerras coloniales e importada por sus discípulos argentinos sin reflexión sobre sus consecuencias. Hasta el concepto de subversión fue importado. Los franceses también instruyeron al ejército de los Estados Unidos, que aplicó las mismas técnicas en Vietnam. Durante la Operación Fénix, 20.000 personas desaparecieron en Saigón.”

Los que lo podemos explicar, es necesario que lo hagamos, por nosotros, por las nuevas generaciones, por los amigos, por los que ya no están, por la reconstrucción de la memoria, la verdad y la justicia.

En la figura de Haroldo Conti, maestro rural, actor, seminarista, empresario de transportes, piloto civil, profesor de filosofía, guionista, escritor; Paco Urondo , poeta, periodista, escritor, académico; y Rodolfo Walsh, escritor y periodista, se puede resumir  la generación de pensadores que como tantos otros cuya lista sería muy larga de nombrar, fueron desaparecidos, porque llevaron a la práctica hasta sus últimas consecuencias aquello en lo que creían. No se propusieron ser los héroes paradigmáticos que son hoy día, sino simplemente hombres que tenían un corazón e ideal muy grandes y que obsecuentemente hicieron aquello que les dictaba sus conciencia de revolucionarios.

Desde posiciones distintas que los llevaría a transitar caminos convergentes, la historia les develó sus secretos, los convenció y empujó a empuñar su arma preferida: la palabra.

No es de extrañar que fueran de las primeras víctimas y que la dictadura se ensañara con ellos, porque la palabra es el arma más dificil de destruir, la que perdura en el tiempo, la que cruza el espacio como un rayo, y la que se esconde y vive por siempre en el corazón de los hombres.

En el siguiente enlace pueden ver el informe más lapidario que tuvo el gobierno militar en su primer año de vida, escrito por Rodolfo Walsh.

http://es.scribd.com/doc/51330468/Carta-abierta-de-un-escritor-a-la-Junta-Militar

En este otro enlace podemos ver la participación poco conocida de Francia y sus especialistas en guerra antisubversiva y como instruían a los militares yanquis y argentinos en base a su experiencia en Argel y Vietnam.

http://es.scribd.com/doc/51379760/La-doctrina-francesa