El asesinato de los desahucios

Que no es un suicidio. Que no lo es.
Que el desahucio es un asesinato con todas las de la ley.
Y ya son 120 asesinatos en lo que va del año.
Cada día quedan en la calle 500 familias desahuciadas, mientras la banca embolsa los pisos vacíos para hacer nuevos negocios.
Y mientras el gobierno invierte millones de euros en salvar a la banca, se cruza de brazos y mira para otro lado ante la desesperación de los afectados.
La gente desamparada de justicia muere en manos de la ley.
Los bancos, ávidos de negocios rápidos y suculentos, dieron créditos que suponían deudas enormes en relación a sus ingresos a trabajadores. Y esto en hogares con una economía precaria, y en la era del capitalismo salvaje, es una bomba de tiempo.
Nadie, ni el Banco de España ni los auditores denunciaron nunca estas practicas bancarias descontroladas.
Y nadie se siente responsable.
En España ya hay casi 1.800.000 hogares en los que no entran ingresos ni prestación alguna. La cifra de parados ya roza los 6.000.000.
Y ya se está hablando de que 2013 será aún peor que este año.
Desde 2008, PSOE por medio, ya se han producido 500.000 desahucios. Carme Chacón quería habilitar mas juzgados para acelerar los desahucios.El PP se sumó a esa locura e incrementó las medidas favorables a la defensa de los bancos.
Desde el 23 de abril la Plataforma de Afectados por las Hipotecas lanzó la Iniciativa Legislativa Popular para la dación en pago, el alquiler social y la paralización de los desahucios.
Se recogieron 360.000 firmas, y son necesarias 500.000 para poder elevarlas al Congreso y que las demandas se puedan debatir.
El plazo finaliza el 23 de enero de 2013.
Es lamentable escribirlo, pero en España vale más un piso que la vida de una persona.