Dinámica del Lenguaje – ¿Evolución o dominación cultural?

Cambia, todo cambia. Y el lenguaje no es indiferente a este cambio, sino uno de sus motores. Los cambios en la sociedad tienen su homólogo en el lenguaje.

Borges decía “Así como habla la gente, así es la gente”.

Frase concisa y genial , para expresar lo que uno es en realidad.

O dicho de otra forma, uno habla como piensa.

La pregunta es: ¿son buenos todos los cambios?

Heredamos la riqueza de la lengua de Cervantes, de Quevedo, de Espronceda, pero nos empeñamos en que esto no era suficiente. En su momento añadimos muchas palabras extranjeras, pero las “castellanizabamos”.

Pero ahora no, parece que queda mas “bian, chic, o guay” decirlas en inglés o norteamericano en la medida en que su modelo económico es el que va dominando el planeta.

Antes se pegaban carteles, ahora posters.

Antes se hacían negocios, ahora bussiness.

Antes se hacían fiestas, ahora parties.

Antes se usaba la fiambrera, ahora el tupperware.

Antes se leían historietas, ahora comics.

Antes se hacía gimnasia, ahora aerobics. Caminar ahora es footing.

Antes era profesor de gimnasia, ahora es un personal trainer.

Antes íbamos a la montaña, ahora hacemos trekking.

Una insignia era un distintivo, ahora es un pin.

Antes se llamaba marica o puto, ahora es un gay.

Antes era una comida fría, ahora es un lunch, la comida rápida ahora es un fastfood, y uno que te trae la comida hecha, un catering.

Antes se comía tocino, ahora bacon.

Antes era un recreo, ahora un break

Antes íbamos al bar, ahora al McDonal o al Burguer King.

Antes era tener ventaja, ahora es handicap

Antes teníamos vestíbulo, ahora hall.

Antes era modificar una fábrica para convertirla en pisos, ahora es hacer un loft.

Antes era un centro comercial, ahora un shopping.

Antes en los comercios se hacían descuentos, ahora sales.

Antes era una franquicia, ahora es un franchising.

Antes era autoservicio, ahora self service.

Antes era entrega a domicilio, ahora delivery.

Antes era un quiosco, ahora un stand, y si es más grande y provisto, es un drugstore.

Antes era un empresario, ahora es un entrepreneur.

Antes eran calzoncillos, ahora son slips.

Después de afeitarte usabas una colonia, ahora un after shave.

Un despido masivo era un despido a secas, ahora es un delicado downsizing.

Antes era un jefe, ahora es un boss.

Antes era una secretaria, ahora es una assistant.

Antes un ejecutivo llevaba una agenda, ahora una personal computer, o una palm top.

Antes se enviaba un correo, ahora se envía un mail.

La secretaria no envía correspòndencia rutinaria, hace mailings.

Antes se hacía capacitación, ahora training.

Antes era una cirugía facial, ahora es un lifting.

Los yugures ahora son light o diet.

Antes te vestías llamativamente, ahora estás fashion.

Antes comprabas entradas, ahora tichets.

Estar deprimido ahora es estar down, y tener una laguna mental es tener un gap.

Antes era investigar, ahora es research.

Con el control remoto de la TV ahora hacemos zapping.

Para decir Sí ahora es Okey

Antes era medir la audiencia, ahora es el rating y la popularidad el ranking.

Realmente, ¿esto es evolucionar o es colonización mental?. Y podría seguir con muchos anglicismos más, pero creo que me he excedido.

Sorry.

Gracias a una idea que me dio Marcos Aguinis en- El atroz encanto de ser argentinos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. frajaferza · marzo 5, 2011

    Excelente artículo 😉

    Y se le podría añadir “estandarización cultural”: que el Inglés domine todo, sea un estándar de facto para la comunicación, y que ese “lenguaje comercial” inunde la vida cotidiana de todos y por ende nuestras mente.

    Sin embargo, la mayoría no tendrá acceso a este “lenguaje comercial”· y tendrá que conformarse sintiéndose “cool” al pronunciar vocablos como los que citaste (por cierto, muy completa la lista).

    Un abrazo.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.