Asesinato a la libertad

El acto criminal cometido por el estado de Israel el 31 de Mayo en aguas internacionales contra la llamada “Flotilla de la Libertad”, que transportaba ayuda humanitaria a la Franja de Gaza, y que dejó como saldo al menos nueve muertos y 30 heridos (aunque comentarios del reportero español David Segarra de la cadena TeleSur indican que podrían ser más, pues habrían podido ser arrojados por la borda), no es nuevo en la política exterior de ese país, apañado por su gran socio el gobierno de Estados Unidos, que apenas esbozo una tibia crítica sobre los hechos, lamentando las muertes de los activistas.

Aquí pongo algunos testimonios de pasajeros de los barcos atacados.

Othman Battiri, miembro del equipo de Al Jazeera

A las 4.15, decenas de embarcaciones de la Armada, con decenas de soldados trataron de abordar los barcos. Se les opuso resistencia. Resistencia pacífica. Llegaron helicópteros y trataron de descargar soldados. No pudieron hacerlo.

En ese momento, comenzaron a disparar con munición de guerra.

Primero, dispararon bombas de estruendo y lacrimógenas y balas de goma. Algunas personas fueron heridas por las balas de goma. Entonces, utilizaron balas de guerra. Vi que hirieron a varios hombres. Tratamos de ayudar a algunos de los heridos. Vi que cuatro personas fueron muertas.

Vi a dos hombres que murieron ante mis ojos. Uno de ellos tenía una bala en el pecho. El otro sangraba pero no supe dónde fue alcanzado por las balas.

Bajamos a ver a los otros muertos. Uno tenía una bala en su cabeza como si hubiera sido alcanzado por un francotirador. Había balas de guerra por todas partes.

No respetaron el que todos los que iban en los barcos eran civiles. No había armas.

No hubo disparos de los activistas contra los soldados. Como medio somos testigos de que así fue.

Los cuatro muertos que vi eran todos turcos. Dos eran hombres de edad. Los otros dos eran más jóvenes. Uno de los jóvenes era coordinador en la sala de los medios. Se llamaba Juwdat.

Oímos que mataron a más personas. Yo sólo vi a cuatro. La mayor parte de los enfrentamientos tuvieron lugar en el nivel superior, alrededor de la cabina del capitán del barco, donde los activistas trataron de impedir que los soldados llegaran a controlarla. Es donde utilizaron munición de guerra.

El ataque comenzó a las 4 y cuarto y terminó alrededor de las 5 y media cuando oímos que el barco estaba controlado por los israelíes.

Cerca de las 7 de la mañana nos hicieron abandonar nuestras habitaciones.


Mijalis Grigorópulos, Grecia

Iba pilotando el barco, cuando los vimos [soldados israelíes] capturando otro barco frente a nosotros, que era el barco de pasajeros turco con más de 500 personas a bordo y oímos los disparos.

No resistimos en absoluto, ni siquiera habríamos podido hacerlo si hubiésemos querido. ¿Qué podíamos hacer contra los comandos que abordaron el buque?

Lo único que algunos trataron de hacer fue demorar su llegada al puente, formando un escudo humano. Les dispararon balas de plástico y los aturdieron con artefactos eléctricos.

Hubo graves maltratos después de nuestra detención. Esencialmente éramos rehenes, como animales por el suelo.

No nos permitieron que utilizáramos los lavabos, no nos dieron alimentos ni agua y tomaron vídeos de nosotros a pesar de que los convenios internacionales lo prohíben.

Norman Paech, ex miembro del parlamento alemán

No fue un acto de autodefensa [del ejército israelí], sino más bien fue completamente desproporcionado. Aunque contábamos con que nuestro barco sería bloqueado y tal vez controlado.

Fue una ofensa muy seria, fue un crimen de guerra.

Personalmente vi que se usaran [por activistas] dos palos y medio-

No estábamos preparados de ninguna manera para combatir. Ni siquiera lo consideramos.

Ninguna violencia, ninguna resistencia, porque sabíamos perfectamente que no tendríamos absolutamente ninguna posibilidad contra soldados semejantes.

Fuente:

http://www.telesurtv.net/noticias/opinion/1995/los-pasajeros-hablan-de-horror-en-el-mar/

Agrego además, por su valor literario y su conmovedora actualidad una poesia del autor cubano Luis Rogelio Nogueras.


HALT!

La artillería israelí sigue cañoneando

campamentos de refugiados palestinos

en el Sur del Líbano

(de la prensa)

Recorro el camino que recorrieron 4 000 000 de espectros.

Bajo mis botas, en la mustia, helada tarde de otoño

cruje dolorosamente la grava.

Es Auschwitz, la fábrica de horror

que la locura humana erigió

a la gloria de la muerte.

Es Auschwitz, estigma en el rostro sufrido de nuestra época.

Y ante los edificios desiertos,

ante las cercas electrificadas,

ante los galpones que guardan toneladas de cabellera humana,

ante la herrumbrosa puerta del horno donde fueron incinerados

padres de otros hijos,

amigos de amigos desconocidos,

esposas, hermanos,

niños que, en el último instante,

envejecieron millones de años,

pienso en ustedes, judíos de Jerusalén y Jericó,

pienso en ustedes, hombres de la tierra de Sión,

que estupefactos desnudos, ateridos

cantaron la hatikvah en las cámaras de gas;

pienso en ustedes y en vuestro largo y doloroso camino

desde las colinas de Judea

hasta los campos de concentración del III Reich.

Pienso en ustedes

y no acierto a comprender

cómo

olvidaron tan pronto

el vaho del infierno.

Auschwitz-Cracovia octubre 21 de 1979

Luís Rogelio Nogueras (La Habana, 1945-1985)

Anuncios

3 comments

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: Tweets that mention Asesinato a la libertad « FILOGRANA -- Topsy.com
  3. frajaferza · junio 9, 2010

    Es terrible, no se sabe hasta donde va a llegar su locura y ambición, al punto de debilitar y hace morir directa o indirectamente a los palestinos para ocupar lo poco que les queda de territorio. Justamente están gobernando los ultraortodoxos, quienes con argumentos religiosos abogan por no parar de tener hijos, los que tendrán que soportar como colonos los palestinos.

    Quizás en su razonamiento abortar la ayuda humanitaria y aterrorizar a los que la promueven sea el medio para que mueran los que quedan, y así aprovecharse más de su territorio.

    Si fuera niño o muy inculto pensaría que Hitler no estaba tan equivocado. Obviamente todos sabemos la lacra que fue, toda la gente inocente que mató, torturó y humilló, aparte de contar con amigos o conocidos judíos que son excelentes personas. Sin embargo, no me cabe la menor duda que si el Estado de Israel hubiera tenido el poderío alemán en otra época hubiera hecho algo similar, sin ir más lejos su padrino EEUU mata y somete gente directa o indirectamente en estos días (y la prensa de mi país lo sigue apañando, aunque bastante menos que antes).

    Pareciera que hay una memoria selectiva, usando el pasado para autocompadecerse y victimizarse. El resentimiento de los palestinos debe ser altísimo: qué haría uno si matan en la cara a su familia, lo hechan de sus tierras y lo obligan a pasar hambre, lo humillan costruyéndole un muro para aislarlo y considerarlo de quinta clase.

    A pesar de todo, los de ese barco fueron totalmente pacíficos y aún así muertos, lo que daría justificación a cualquier grupo antisionista: si por las buenas también nos matan (y ni siquiera los del barco iban a hacer política) el camino son las armas. Lamentablemente un sólo gomerazo contra ellos basta para considerarlos terroristas y borrarlos del mapa.

    Bastante largo mi comentario xD, lo que quería expresar es mi total acuerdo con vos.

    Un abrazo.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.