Eduardo Galeano, adiós

Eduardo Galeano

 

 

 

 

 

 

Desde chico quiso ser futbolista. Es que los bebes en Uruguay ya nacen gritando goool!!, por eso los partos son tan barulleros. Y él lo consiguió. Fué mejor que Pelé, que Maradona, incluso que Messi. Claro, esto en sus ansiados sueños, porque en la realidad era un patadura, en sus propias palabras. Y para bien de la humanidad, esto fué lo mejor que le pudo pasar,(aunque él, no estaría de acuerdo).

Un día, preguntado porque se había dedicado a escribir, dijo que era un inútil que no sabía hacer nada, que no servía para nada, ni para cambiar el cuerito de una canilla. Así que lo único que podía hacer era escribir.

Y eso fué lo que hizo, de la forma más magistral y poética que se puede escribir en prosa. Quizá sea el último de los grandes escritores que ha gestado América Latina. Desde su primer libro “Los días siguientes”,1962, hasta su última obra “Mujeres”,2015, pasando por “Las venas abiertas de América Latina”, son mas de cuarenta obras las escritas por el genio de Don Eduardo.

Un día, en una entrevista hablando de fútbol, su gran pasión, comentó respecto de Messi:

“Incluso inventé una teoría, que se la hice llegar a él a través del director técnico de la selección: así como Maradona lleva la pelota atada al pie, Messi lleva la pelota dentro del pie. Lo cual es un fenómeno físico [se ríe, sus propias carcajadas lo interrumpen]. Inverosímil. La frase le llegó. Y se ve que le gustó, porque me mandó una camiseta de regalo. Científicamente es imposible., ¡pero es la verdad!”

De hablar pausado, tranquilo, a veces cómico, otras irónico, casi siempre hablando en tono paternalista, entusiasta de lo desconocido (odiaba que en las calles de Madrid alguna gitana quisiera decirle su futuro, por aquello de que entonces lo desconocido perdería su sentido), fué gran amigo del presidente chileno Salvador Allende, al cual acompañó en algunas campañas y del comandante bolivariano Hugo Chavez, que en abril de 2009 entregó un ejemplar de su libro “Las venas abiertas de América Latina” al presidente estadounidense Obama durante la quinta Cumbre de las Américas, su figura creció más allá de sus letras hasta convertirse en un referente y embajador de las ideas progresistas y antiimperialistas en toda América Latina y el mundo entero.

Los genios nunca mueren, solo parten en busca de otros lugares. Mientras exista la memoria, don Eduardo Galeano estará con su pueblo.

Algunas de sus frases.

“Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.”

“La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo”

“Yo creo que fuimos nacidos hijos de los días, porque cada día tiene una historia y nosotros somos las historias que vivimos…”

“No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta.”